19 de agosto de 2012

Historia exprés


Continuando con la historia cronológicamente, este año estudiaremos el Renacimiento tardío y la Edad Moderna inicial, más o menos entre 1600 y 1850 EC.

Libros que usaremos:
  • The Story of the World volumen 3, de Susan Wise Bauer (que voy traduciendo capítulo a capítulo para leerlo en español).
  • Enciclopedia de historia de Usborne. Está en inglés, pero es bastante sencilla de leer a J, traducida.
  • Historia del mundo para niños, de Hillyer
  • En vez del libro de actividades, que realmente el año pasado infrautilizamos, este año he comprado un set de mapas de Knowledge Quest, que se correlaciona con la época que estudiamos. Para las actividades, buscaré en internet, principalmente entre las que ofrece en sus enlaces Tapestry of Grace.
  • Libros de la biblioteca, tanto de historia como de historias escritas en esa época o relativas a ella.
La forma de estudiar historia es similar a la de los dos años anteriores. Se basa en leer un capítulo, pedirle a J que lo narre (y escribir la narración), hacer un dibujo del capítulo; buscar el sitio a que haga referencia el capítulo en el globo terráqueo y en el mapa. Se puede dibujar el mapa o trabajar sobre uno ya hecho. Leer otros libros, hacer alguna actividad relativa al tema, memorizar.

He variado también la temporización, ya que, en vez de dedicarle tres días por semana a la historia, probaré con un solo día, el viernes. Entonces la historia será la única materia que tratemos ese día, un par de horas.

2 comentarios:

paloma dijo...

Mis hijos nunca han hecho narración, lo he intentado en alguna ocasión y era imposible. Este año vuelvo a la carga, ya os contaré.
¿Qué tal tu experiencia?
Los míos es que se pasan la vida narrando....ja,ja...hablando. Hablan hasta debajo del agua, mientras duermen etc...por lo que lo de la narración ya me parece un exceso ja,ja..veremos.....
Con el mayor voy a probar que sea escrita. Como dice la señora Mason: "Bellas narraciones escritas" si vieses la cara que me pone Salvador....¡¡Es que son chicos!!

Maria Calderón dijo...

Je, je, a Joel le pasa igual, que narra espontáneamente, pero si se lo pides, te mira con mala cara y muchos días ni se esfuerza. Es algo costoso lo de aprender a narrar, pero lo veo fundamental. Si realmente has comprendido algo eres capaz de narrarlo. Cuando quieres explicar algo a alguien y te ves forzado a hacer una narración es cuando comprendes si sabes algo sobre ese tema y eres capaz de transmitirlo.

Por esto no desespero e insisto, pidiendo la narración por partes, como decía Charlotte Mason. Leo un poco y le pido que narre.

Pero hay días peores y alguno mejor. En fin.

1beso.