30 de julio de 2012

Días (perezosos) de verano


Ahora corren los días centrales del verano y parece que todo se paraliza. Estoy de vacaciones, unas tres semanas, aunque J padre tiene ensayos para algunas actuaciones en agosto. La rutina se ralentiza tanto que hasta hemos dejado de leer muchos días, y de hacer mates, las dos únicas materias que conservábamos del año académico. Los niños juegan, ven la tele un rato, dibujan o modelan, salen al parque, se pelean. Hacemos un viaje corto, apenas de dos días. Mientras, la canícula acecha a un paso, el que lleva desde el salón a la puerta abierta de la terraza.

4 comentarios:

paloma dijo...

¡¡¡Qué bonito el collage!!!
¿Sois Jesús y tú los de la foto del parque?
Nuestra rutina también se ralentizó ja,ja...pero quiero terminar con los mayores algunas cosillas que se quedaron a medias para empezar con aires nuevos cuando retomemos.

Silvia dijo...

Ja, ja ja... yo voy con un mes de adelanto, ya estamos en el nuevo año escolar y disfrutando de lleno de una semana número cuatro. Me lo monto en tres tandas de 12 semanas o 36 semanas escolares.

Sí, me encanta el collage. Y qué es la canícula, el calor? Porque mi madre dice que está de órdago.

Maria Calderón dijo...

Paloma, no soy yo. Son Jesús y una amiga flautista con la que va a hacer un par de actuaciones. Ensayan en el parque porque amortigua el sonido y es tranquilo.

Yo también estoy terminando algunas cosas con Joel, sobre todo las mates, a ver si avanzamos con el MEP 2, que lo llevamos casi a la mitad.

1beso.

Maria Calderón dijo...

Bueno, Silvia, sí que nos llevas adelanto. Yo este año creo que empezaré a finales de agosto, para ir poco a poco mientras aún tenemos salidas fuera y no comienzan las extraescolares.

La canícula es el período más caluroso del año. Yo diría que ya pasó hace unas semanas, con tremendos calores, aunque precisamente ayer y hoy se esperaban temperaturas altas por la zona centro.

1beso.