21 de julio de 2012

Días de verano


He estado un poco 'perdida' esta semana, a causa del trabajo. A quien se le diga... Lo que ocurre es que habitualmente mi trabajo es de pocas horas cada día, dos o tres días a la semana. El resto del tiempo lo tengo libre para estar en casa, con los niños. Y esta semana, sin embargo, mis mañanas han estado ocupadas desde las ocho hasta la hora de comer. La verdad es que resulta raro ver a los niños sólo por la tarde, se me hace corto y me da la impresión de haberme perdido muchas cosas de ellos. Cada vez me siento más feliz de trabajar pocas horas, aunque tengamos que vivir con menos. No nos falta lo básico y tenemos para otras cosas materiales menos básicas. Pero el tiempo que estamos juntos, eso sí que no tiene precio.

Los niños también han estado un poco perdidos. Han visto demasiada tele mientras yo no estaba, pero también han, ejem, ejem, ayudado a su padre a colocar los materiales después de una actuación. Han jugado a disfrazarse. Han jugado con sus juguetes. J hasta ha hecho una o dos páginas de matemáticas y ha leído un libro sobre un niño y su padre pirata.


Las lecturas en voz alta, eso sí, han sido un poco escasas. Yo he vuelto del trabajo sin ganas de leer demasiado. Aunque estuvimos en las bibliotecas, cambiando los libros. Sacaría alguna foto, pero está prohibido hacerlas dentro. No me preguntéis por qué. Así que he puesto una en la que estamos en el autobús, yendo un sábado por la mañana y estando casi solos en la sala infantil.


Por las tardes hemos ido al parque, eso que no falte. Solemos ir tarde, después de las siete, con lo cual la cena se retrasa, pero es que cualquiera sale antes con el calor que hace.


Después nos acercamos a casa de una amiga que está de viaje y a la que le regamos su tomatera. También nos comemos los tomatitos que van madurando cada día.


Incluso un día nos invitaron a una soirée (si podemos darle ese nombre tan sofisticado y glamuroso aunque se celebrase en Carabanchel Bajo), que daba el padre de una amiga, en el patio de vecinos de su edificio, celebrando que esta se casaba al día siguiente. Cerveza, jamón, queso, frutos secos, chorizo, cortezas y patatas. Y la tuna, rondando a la novia. Fue divertido. La pena es que a ella le advirtieron unas horas antes de lo que iba a pasar y su cara de sorpresa fue un poquito fingida.

La semana que empieza será un poco más normal, más como las habituales, así que espero recuperar un poco de la rutina cotidiana e incluso mejorarla con algunas ideas que quiero experimentar.

4 comentarios:

Maite dijo...

Qué de cositas!!

No sabía que estaba prohibido hacer fotos en las bibliotecas... por ejemplo, la de carabanchel (la de la comunidad) es digna de sacar la cámara... en fin.

El otro día fui al parque sobre las 8. pensé que igual era pronto para vosotros. Si vuelvo a acercarme, os aviso.

un abrazo

Silvia dijo...

Sí, ya imaginé que estabas liada. Te llamo a distintas horas y no te pillo. Quiero saludarte, pero ahora aprovecho y lo hago por aquí.

Mis hijas también vieron mucha "tele", ja ja ja, o mucho ordenador, porque ven dibujos mediante la compu, el mes de mayo y un poco junio, que es cuando bajamos el ritmo un montón y le dí duro al curso y a limpieza y reordenado de los blogs, etc. También sólo hacía unas lecturitas, Charlie y la fábrica de chocolate... ahora estamos poco a poco metidas en el nuevo año, con pausas cuando vienen amiguitas o tenemos todavía días de piscina etc.

Un beso y a ver si nos vemos por teléfono un día de estos. Ya nos queda poco para agosto, esperemos poder volver a nuestro trabajo común en agosto.

Qué guapa Vina, cómo ha crecido... yo no sé si se puedan o no hacer fotos, me llevo la cámara pequeña y las saco así como quien no quiere la cosa.

Y sí, ja ja ja, qué gracia lo de Soirée en Carabanchel Bajo. Yo también como soy de Vallecas, lo mismo, como que esos nombres sofisticados no pegan con el barrio, verdad?

Maria Calderón dijo...

Maite: imagino que será porque son lugares de la administración. De todas formas no he visto ningún cartel ni nada. Fue una bibliotecaria quien me lo dijo cuando me vio con la cámara en la mano. Aún así, es fácil sacar una foto, porque tampoco están pendientes. Y sí que es de foto la biblio de Carabanchel. Aunque está mejor situada que la nueva que están o estaban haciendo, que pilla más hacia Marqués de Vadillo.

Si vais a la piscina por la mañana me acercaré un día de la semana que viene.

1beso.

Maria Calderón dijo...

Silvia: sí he visto tus llamadas, pero entre el trabajo por la mañana y un par de tardes, y el parque y... qué te voy a contar.

Yo ya me he puesto un poco las pilas, porque no es buena tanta dispersión "dibujil" para las mentes.

Pues sí, a ver si acabamos lo de CMMF y re-comenzamos nuestras cosas.

1beso.