30 de octubre de 2014

Autodidacta

Autodidacta, según el DRAE:

1. adj. Que se instruye por sí mismo.


De un tiempo a esta parte siento gran afinidad por el autodidactismo. Cuando consigues superar la mentalidad escolar, introducida en nuestros cerebros a base de años de colegios y supuestas normas innegociables, es el paso natural.

Deseo aprender algo sobre algún tema. Yo decido el qué y cómo hacerlo. Por ejemplo, matemáticas sin ser matemático. Escojo libros, videos, quizás algún curso o taller presencial, relacionados con las matemáticas para legos.

Más adelante es el homeschooling el objeto de mi curiosidad. Pues entonces leeré libros en español (por suerte ya hay unos cuantos) y en inglés (aquí la oferta es excesiva, lol), me meteré en foros, leeré blogs y quizá vea algún video en YouTube.

¿Véis? Es fácil ser autodidacta. Si sabes cómo. Y si tienes la motivación y el interés suficiente para comenzar y, sobre todo, para mantenerlo.

Creo recordar que mi primer tema de interés autodidacta fue la crianza de los hijos. Parece mentira que haya que aprender a criar a tus hijos, pero con los escasos conocimientos con que aterricé en la maternidad esto fue necesario, al menos para mi tranquilidad mental. Luego vino el segundo tema de interés autodidacta, el homeschooling. Después de un tiempo leyendo sobre este tema -y aquí viene el punto central de esta entrada- acabé dando con Susan Wise Bauer, madre, escritora y promotora del homeschooling neoclásico. En concreto acabé dando con un artículo que me ha inspirado en el mundo autodidacta. Se llama Educating Ourselves: Classical Education for Adults, y son una serie de consejos dirigidos a padres que educan en casa y que quieren aumentar sus conocimientos sobre cualquier tema (la educación que nunca tuviste). Pueden ser seguidos por cualquier otra persona.


Recomiendo su lectura completa, en inglés, pero también puedo escribir aquí algunas de las ideas que da, como parte de las "instrucciones generales":

:: Tomarse la propia educación en serio, buscando tiempo durante el día. Para comenzar, media hora (es mejor empezar por poco, pero que sea sostenible).

:: Sugiere comenzar mejorando las habilidades de lectura y llevar un cuaderno de notas para apuntar lo que se aprende.

:: Después, centrarse en un tema cada vez, durante una temporada: ciencias un par de meses, otro idioma durante seis, literatura clásica tres meses, historia cinco meses. Los meses son puramente aleatorios.

:: Acostarse a una hora decente y estudiar a primera hora de la mañana, cuando aún las tareas y obligaciones diarias aún no se abalanzan sobre uno.

:: Apagar la tele (y los demás distractores, diría yo).

Posteriormente el artículo da unas indicaciones concretas bajo los títulos: Educación general, Gramática y redacción, Lógica y retórica, Literatura e historia, Matemáticas y ciencia.

Actualmente yo he elegido la literatura clásica y el inglés, centrándome sobre todo en estos temas (más en otros que leo con frecuencia relacionados con mi trabajo profesional) durante unos cuatro meses.

4 comentarios:

Homeschool Sweet Homeschool dijo...

Muchas gracias por esta entrada tan interesante. No tengo tiempo para estudiar algo realmente definido, pero sí que aprendo todos los días con Maxime y los diferentes proyectos que llevo a cabo. Cuando mis hijos sean mayores, quizás encuentre el tiempo para seguir los consejos de este libro. Un abrazo

Maria Calderón dijo...

La verdad es que con los niños y el trabajo queda poco tiempo para estas cosas. Por eso Susan dice lo de hacer un poco todos los días, aunque sean 20 minutos. Pero es cierto que esto son etapas de la vida. Luego los niños crecen y parece que tendremos algo más de tiempo para otras cosas en la vida. 1beso.

paloma dijo...

Me encanta esto de seguir estudiando, aprendiendo y el homeschooling es un trampolín pues no te queda otra ja,ja...
Y es cierto lo de la mentalidad de escuela. Siempre pensaba en que cuando los niños fuesen grandes estudiaría otra carrera pero luego lo piensas bien y realmente puedes aprender "casi cualquier cosa" de manera autodidacta.
Me ha encantado el post.

Maria Calderón dijo...

Y visto lo visto, para mí está siendo mejor opción el autodidactismo que los estudios reglados. Más barato y menos pérdida de tiempo.