22 de noviembre de 2010

Qué leemos

¡Namaskaaram!

Pequeño Malayali, de Patricia Geis, pertenece a la colección Niños y niñas del mundo, de Editorial Combel. La historia que cuenta es muy sencilla. Un niño de Kerala, al sur de la India, recoge mangos en su punto para hacer una salsa picante en casa. Pero le han sobrado unos cuantos mangos: los blandos, los duros, los verdes y los demasiado maduros. ¿Qué hará con ellos? Pues lo soluciona regalándolos a otras personas que pasan a su lado y que podrán hacer con los mangos ensalada, conservas, mermelada y hasta helado, según el grado de madurez de la fruta. Por fin el niño puede regresar

a su casa que olía a clavo, canela, cardamomo, 
nuez moscada, mostaza, laurel y pimienta.

Yo también querría volver a una casa que oliese así.

Dos libros más, simpáticos ellos, han sido:
La cena del zorro, de Stephen Wyllie, il. Korky Paul. Un libro pop-up, en que un zorro rojo y delgado consigue atraer a su casa a una gallina y a una liebre para comérselas, pero que al final cae en las garras de un gran lobo gris.

La princesa que bostezaba a todas horas, de Carmen Gil y Elena Odriozola. En el que una princesa bosteza a todas horas, contagiando al rey, a la reina, a los ministros y hasta al perro y al gato del jardinero. No es por hambre. No es por sueño. ¿Será por aburrimiento? Posiblemente, porque un amigo la saca de esta terrible situación.

2 comentarios:

Noe dijo...

¡Qué sorpresa! ¡Tenéis nuevo blog! Lo añadiré. Gracias por todo lo que nos compartes. Muchos besos.

Maria dijo...

Muchos besos también a vosotras, y gracias por comentar.